Nuestro cigarrillo

Nuestro cigarrillo

Si el poema se abriera en fidelidad y me ofreciera certeza en alguna de las interrogantes que me aquejan, preguntaría sin duda alguna cuántas veces podré volver a encender nuestro cigarrillo hasta que el viento y las cenizas lo consuman todo sin vuelta atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *