Semillas

Semillas

El cambio,
el asfalto brillante
no aparece de una noche a otra
por obra de ciertos duendes invisibles
o de las criaturas nocturnas que decidimos no ver.

Crear algo nuevo
es cosa de
dedicación
tiempo
esfuerzo,
día tras día;
es correr a la punta del Everest
y escalar un abismo

y salir victorioso.

 

Porto en mis bolsillos
pequeñas semillas de excelencia;
aro la tierra y,
a mi paso,
dejo a futuro pequeños bosques.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *