No te vuelvas loco

No te vuelvas loco

No te vuelvas loco,
no liberes el desenfreno ni la pasión de los leones marinos.
Ellos son Libres,
no conocen las ataduras del cemento;
tú, en cambio,
eres Hombre, animal en cautiverio,
tu deber es resguardar tu integridad:

no miradas,
no rumores,
no secretos,

por lo que más quieras,
no m á s.

No te vuelvas loco
y rechaza
las pequeñas semillas de otredad, de cambio,
de lo no cotidiano,
así provengan de lo más profundo del ser.

No te vuelvas loco,
no vaya a ser que en tu vaga búsqueda de falsa liberación,
de lo que no está,
un día de estos,
escribas un poema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *