Lo cotidiano

Lo cotidiano

Hallar la cotidianidad en los pequeños detalles:
las miradas,
los abrazos,
los mensajes,
los insultos
      — como tú llamándome
          mongólico,
          y yo riendo,
¿qué más queda
cuando te ves atrapado
en un huracán de hilos atados y mariposas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *