Categoría: Cuentos

Humo

Humo

El ruido cesó de inmediato cuando el hombre ingresó al Palacio Federal Legislativo. Al principio, nadie lo reconoció. Luego, su identidad se hizo evidente. Esto sólo trajo más preguntas para todos los presentes en el hemiciclo.

Sí, tenía sus característicos ojos, con los cuales escrutó rápidamente los curules llenos, el desastre de papeles aquí y allá, los periodistas en la sala, los diputados caminando de un lado al otro. Sí, vestía su uniforme de CICPC, con el que se mostraba desde la clandestinidad en cada video subido a Twitter. Sí, lo escoltaban otros policías, algunos encapuchados, con y sin armas, quienes apenas dejaban espacio entre el sujeto y ellos.

Sin embargo, nadie esperaba ver a Óscar Pérez cubierto de sangre, con cortes frescos adornando su rostro, con un leve trastabilleo cada vez que apoyaba la pierna derecha en el suelo.

Read More Read More